Seleccionar página
  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail
{«dynamic»:true,»content»:»post_tags»,»settings»:{«before»:»»,»after»:»»,»link_to_term_page»:»on»,»separator»:»»,»category_type»:»category»}}
{«dynamic»:true,»content»:»post_title»,»settings»:{«before»:»

«,»after»:»

«}}

{«dynamic»:true,»content»:»post_tags»,»settings»:{«before»:»tags: «,»after»:»»,»link_to_term_page»:»on»,»separator»:» | «,»category_type»:»post_tag»}}

Los no alcanzados, ahora en nuestra puerta.

Por Tim Svoboda.

En estas líneas me gustaría hablar sobre la naturaleza estratégica de las ciudades y de los “no alcanzados” que se encuentran en “nuestra puerta”.  Cuando hablo de nuestra puerta, me refiero a la gran cantidad de naciones que viven en nuestras ciudades.

Ray Bakke, un misionólogo urbano, ha dicho que hay tres motores que impulsan el mundo hoy: Urbanización, globalización y “asianización”. No solo el mundo se está moviendo hacia las ciudades, sino algunos de los grupos de personas de los llamados “no alcanzados” hoy se encuentran  dentro de las ciudades donde ya hay Iglesias. Y esto no es sólo cierto en el mundo occidental. Hay grandes flujos de migrantes hacia ciudades de todo el mundo. Al parecer, las ciudades monoétnicas y monolingües, como Chennai en Tamil Nadu, India, tienen grandes poblaciones de personas que no hablan tamil y son no alcanzadas, como los Jainistas. Lo mismo podría decirse de Italia, donde hay una gran población de musulmanes del norte de África, a la sombra de las agujas de muchas iglesias.

Nuestras bases de JUCUM, y de las Iglesias en general, que se encuentran en el hemisferio occidental, han tenido el énfasis correcto en enviar misioneros a la ventana 10/40, pero en los últimos 20 años, la ventana 10/40 (lugar geográfico donde se encuentran la mayor cantidad de la población no alcanzada) consiguió ruedas y se mudó a ciudades como Londres, Berlín, Perth y Chicago por nombrar algunas. Como señala el Dr. Bakke: Inglaterra una vez gobernó 52 naciones y hoy en día, las 52 naciones se encuentran viviendo en Londres. Bakke lo llama «síndrome del imperio contraataca». Vemos lo mismo en Holanda. Este país años atrás gobernó Indonesia y ahora una gran cantidad de indonesios viven en los Países Bajos. Francia una vez gobernó varios países en África, y ahora París está repleto de africanos.

Recientemente estuve en Minneapolis, Estados Unidos, ayudando a nuestra base de JUCUM que se encuentra en las afueras de la ciudad, para comenzar a pensar juntos sobre cómo podrían multiplicar los sitios de ministerio en Minneapolis y en sus alrededores. Para que sepan, Minneapolis es una ciudad que durante casi todo el año tiene bajas temperaturas.  Por lo general este tipo de lugar no atrae a inmigrantes de países de clima cálido. Pero a medida que comenzamos a observar más de cerca a Minneapolis, descubrimos una gran población de grupos de personas no alcanzadas.  ¿Qué pasa con Berlín, Copenhague, Londres, Durban, Moscú, Sydney y una gran cantidad de otras ciudades en el mundo occidental donde los inmigrantes están llegando? Los Estados Unidos, Rusia, Alemania, Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido, Francia, Canadá, Australia y España son  naciones receptoras de inmigrantes. El flujo de migrantes en todo el mundo está cambiando la demografía de las misiones.

¿Cuántas Iglesias,  lugares operativos o equipos de JUCUM se necesitan en una o varias ubicaciones clave en tu ciudad? Ubicación clave: lugar donde las naciones viven en tu propia ciudad, en la puerta de nuestras casas.

A medida que JUCUM Minneapolis comenzaba a reflexionar sobre su ubicación, ví que ellos se dieron cuenta de que una base misionera, o una Iglesia, para la ciudad no es suficiente y ni siquiera es relevante para las necesidades que Dios ha llevado a su propia puerta.

El año pasado, en Houston, Texas, dos de las mas grandes asociaciones misioneras del mundo, la Red de Misiones Fronterizas y la Red Urbana, se reunieron en esta ciudad para celebrar sus respectivas conferencias de forma paralela. En medio de sus apretadas agendas, se pudieron reunieron durante un par de sesiones, teniendo almuerzos y momentos de adoración juntos. ¡Fue algo maravilloso! Fue durante estas sesiones juntos, que ambas organizaciones empezaron a ver cuán estratégicos podrían llegar a ser, si unían sus fuerzas, sus entrenamientos y recursos. Aunque siguen siendo dos redes separadas, pudieron asociarse con proyectos concretos tales como: especialización para la evangelización de nuestras ciudades y grupos de personas no alcanzadas en las urbes.

Las fronteras urbanas son una realidad que nosotros como JUCUM, y la Iglesia en general, tenemos que considerar en todos los continentes.

Las misiones fronterizas (el esfuerzo misionero que se enfoca en países y regiones del mundo en donde no hay presencia cristiana) deben multiplicar su presencia en las ciudades y la red urbana (misiones en las ciudades) debe centrarse más en los pueblos fronterizos de sus ciudades. La experiencia en Houston enseñó claramente cuánto nos necesitamos los unos a los otros como cuerpo de Cristo.

Echa un vistazo a las ciudades de tu propia región y soñemos cómo podemos ser pioneros como Cuerpo de Cristo, sea JUCUM o la Iglesia local, que involucren a los grupos de personas No Alcanzadas que están en nuestras ciudades.

Tim Svoboda, Coordinador de Jucum San Francisco y el Área de la Bahía.

Traducido por Meli Arredondo y M. A. Hernández

  • Facebook
  • Twitter
  • Gmail

Contacto

Escríbenos, si necesitas saber más, si quieres visitarnos o que te visitemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. ¡Bendiciones!