“A veces pensamos que las ciudades no son un campo de misiones. En Chile más del 83% de la población vive en lugares urbanos, si vamos a alcanzar Chile tenemos que alcanzar las ciudades.”

Somos una base pionera y nuestro fuerte son las misiones urbanas. Nuestra visión es levantar una gran familia de ministerios en la ciudad, enfocados en afectar y transformar las áreas de la sociedad.

Una de las principales palabras que Dios nos habló se encuentra en Jeremías 29:7, que dice: Procuren la paz de la ciudad a la que permití que fueran llevados. Rueguen al Señor por ella, porque si ella tiene paz, también tendrán paz ustedes.

Enfoque

Dentro de las misiones hay 2 grandes focos: Los no alcanzados y las esferas de la sociedad. Aunque siempre tenemos en el corazón a los no alcanzados, nuestro trabajo se enfoca principalmente en el segundo, en las esferas de la sociedad.

En este tiempo estamos desarrollando iniciativas misioneras en 4 de las 7 esferas: Negocios, Comunicaciones, Religión y Familia.

JUVENTUD CON UNA MISIÓN

UN MOVIMIENTO GLOBAL

Juventud con una misión es un movimiento global de cristianos de muchas culturas, grupos de edad y tradiciones cristianas, dedicados a servir a Jesús en todo el mundo.

También conocido como JUCUM, nos unimos en un propósito común para conocer a Dios y darlo a conocer. Cuando comenzamos en 1960, nuestro enfoque principal era ayudar a los jóvenes a participar en las misiones.

Hoy en día, todavía nos centramos en la juventud y también incluimos a personas de todas las edades. Actualmente nuestro personal está compuesto por decenas de miles de personas (llamados «jucumeros») de casi todos los paises, incluyendo lugares como Indonesia, Nepal, Mozambique y Colombia.

Tenemos presencia en Chile desde el año 1979, por más de 40 años JUCUM CHILE ha servido en el llamado misionero de miles de jóvenes y colaborado con la iglesia Chilena en el desarrollo de obreros, pastores y líderes capacitados para cumplir la Gran Comisión; Como también con la formación de muchas iglesias y ministerios.

Todos nuestros obreros son voluntarios a tiempo completo, mujeres y hombres que han dejado todo para servir al Señor en el llamado que Él les dió.

UNIVERSIDAD DE LAS NACIONES

Fundada sobre principios bíblicos, la Universidad de las Naciones (UofN, siglas en inglés) cumple con su compromiso con Cristo y su Gran Comisión al equipar a hombres y mujeres con capacitación espiritual, cultural, intelectual y profesional, e inspirarlos a crecer continuamente en su relación personal con Dios; y a su vez, darlo a conocer entre todos los pueblos en todas las naciones.

La UofN emplea un sistema modular con 12 semanas de cursos en el aula. Algunos cursos requieren pasantías de campo o asignaciones de campo en su área de estudio. Además, se enfoca en preparar a los estudiantes para que sirvan en todas las esferas de la sociedad y en todas las naciones. El objetivo de la UofN es enseñar a los estudiantes a aplicar la verdad bíblica de forma práctica y a cumpir la Gran Comisión (Mateo 28:18-20).

El programa principal de la UofN es la Escuela de Discipulado y Entrenamiento (EDE) la cual es un requisito para todos los demás cursos de la Universidad.

En este momento, aproximadamente 15,000 estudiantes están tomando uno o más cursos registrados en 97 idiomas, en 142 naciones, en 600 ubicaciones cada año. Esperamos ver estos y otros cursos nuevos, multiplicados en idiomas adicionales y en otros lugares, especialmente en el mundo en desarrollo.

Si bien la UofN no ha solicitado la acreditación en el sistema educativo de ninguna nación, varias instituciones acreditadas en todo el mundo aceptan estudiantes y créditos de transferencia de la UofN.

Para obtener más información sobre los otros centros, seminarios y métodos de capacitación únicos de la UofN, visite el sitio web de la Universidad de las Naciones https://uofn.edu/.

¿Quienes ser parte de nuestro movimiento?

Recibimos Staff a tiempo completo y a medio tiempo. Si tienes el deseo de ser parte de lo que estamos haciendo en la ciudad, contáctate con nosotros, ¡felices de escuchar cómo Dios te está desafiando!